Peluche

Todos los niños tienen un objeto sin el que parece que no puedan vivir ni dormir. Para ellos, perderlo puede resultar desastroso. Para David, ese objeto es un perro de peluche. Cuando lo pierde, nadie consigue consolarle. Suerte que, a veces, las hermanas mayores nos sorprenden y se convierten en nuestras mejores aliadas. Peluche (Dogger) se publicó en 1977 en Inglaterra y fue premiado con la medalla Kate Greenaway. Treinta años después, el público inglés lo eligió el mejor libro de entre todos los laureados con el Premio Greenaway durante el medio siglo de vida de este galardón.


facebook    twitter    

15,50 €

€14.9 Sin IVA

Autor/a

shirley-hughes

Shirley Hughes

Shirley Hughes es una de las autoras e ilustradoras británicas de literatura infantil más importantes de su generación. Nació en West Kirby (Inglaterra) en 1927 y estudió en la Liverpool School of Art y en la Ruskin School of Drawing and Fine Art, tras lo cual inició su carrera profesional, primero en el campo de la ilustración interpretativa, y más tarde como escritora y diseñadora de sus propios álbumes infantiles ilustrados. Ha recibido diversos y prestigiosos premios, entre ellos la medalla Kate Greenaway (en 1977 por Peluche; en 2003 por Ella’s Big Chance) y el Premio Eleanor Farjeon por su servicio a la literatura infantil. En el año 1999, la reina Isabel II le concedió el título honorario de la Orden del Imperio Británico.

Ficha

Título: Peluche
Autora: Shirley Hughes
Ilustradora: Shirley Hughes
ISBN: 978-84-937436-8-0
Formato: 19,6 x 25,4 cm
Páginas: 32
Precio sin IVA / con IVA: 14,90 € / 15,50 €

Fecha de publicación: mayo de 2010

Entrevista

Pregunta: ¿Qué la inspiró a convertirse en ilustradora?

Shirley: Que yo recuerde, siempre quise dibujar, y mis dibujos siempre se basaban en algún elemento narrativo.

P: ¿Cuáles fueron sus influencias y cuáles son sus ilustradores y autores favoritos?

Shirley: Cuando era niña, no había televisión, solo podíamos escuchar la radio, y, por la noche, nos leían antes de acostarnos. Había muchos clásicos con ilustraciones de Arthur Rackham, Edmund Dulac y Ernest Shepard. También me encantaban los cómics, sobre todo los americanos, como Popeye, Mickey Mouse, Blondie and Dagwood, etc.

P: ¿Resulta más fácil ilustrar sus propios textos o los de otros, como la serie de Dorothy Edwards My Naughty Little Sister?

Shirley: Ilustrar para otro autor es muy diferente a crear tu propio libro. Estás en un papel interpretativo, como actor, director escénico y diseñador escénico, todo a la vez. Dar forma visual a un personaje como en My Naughty Little Sister, de Dorothy Edwards, fue una oportunidad maravillosa porque Dorothy es una excelente escritora.

P: ¿Qué la inspiró a escribir Peluche? ¿Qué quería expresar con esta historia?

Shirley: Un día, descubrí a Peluche viviendo silenciosamente en el fondo de un armario, y eso me inspiró el tema de «objeto perdido y luego encontrado» de esta historia, pues fue algo que le sucedió a mi hijo. Pero los niños de mis historias son todos imaginarios. Nunca utilizo a mis propios hijos ni nietos como modelos, aunque hago bocetos de ellos todo el tiempo.

P: ¿Qué técnicas y materiales utiliza en sus ilustraciones?

Shirley: Una vez que he escrito el texto, hago un borrador a lápiz de todo el libro, lo hago a una gran velocidad para obtener fluidez narrativa de una página a otra. Más tarde, realizo las ilustraciones finales en color utilizando gouache (una acuarela opaca) y pasteles al óleo.

P: ¿Cómo utiliza el color para expresar una determinada atmósfera?

Shirley: Utilizo todo lo que está en mi mano: dibujo, diseño de página, técnica del color…

P: ¿Qué cree que el texto añade a las ilustraciones…, y viceversa? ¿Qué relación le gusta establecer entre la historia en el texto y la de las ilustraciones?

Shirley: El estilo de escritura en un álbum ilustrado es muy importante, aunque utilices pocas palabras. Siempre debes tener in mente que la historia está dirigida a un niño que quizás aún no ha aprendido a leer. Se la leen en alto mientras ellos miran muy atentamente las imágenes. Están aprendiendo a mirar una imagen, a su propio ritmo, lo cual es muy importante en una era en que se les bombardea con imágenes electrónicas muy estridentes.

P: ¿Está en contacto con sus lectores?

Shirley: Recibo cartas maravillosas de niños (todas escritas a mano, ¡me alegra decirlo!) y me reúno con ellos en sesiones de firmas en librerías y festivales literarios.

P: ¿Tiene una idea de qué niños leen sus libros?

Shirley: Escribo para todos los niños, sea cual sea su origen o raza. Por suerte, muchos de los temas de la infancia son universales.

Processing...
Thank you! Your subscription has been confirmed. You'll hear from us soon.
Newsletter
¿Quieres recibir en tu correo las últimas novedades y eventos de Flamboyant?
ErrorHere